Como el año que fue

Estamos a un suspiro de empezar a felicitarnos el año nuevo, prometer borrón y cuenta nueva, ir a apuntarnos al gimnasio para olvidarlo en Febrero y tantas otras cosas. Hay una epidemia de buenos propósitos, como cada víspera de Enero.

Estaba yo (h)ojeando -hacía las dos cosas- hace un par de meses el Diario del Altoaragón en el negocio familiar cuando me encontré con el siguiente anuncio en la sección de Clasificados:

Entrañable anuncio en el Diario del Altoaragón

Entrañable anuncio en los clasificados del Diario del Altoaragón

Yo no diría tanto, pero vaya. A lo mejor tenía razón el alma cándida que pagó por publicar tal profecía. Además me da que era uno de esos pronósticos que se cumplen, no como lo de ir al gimnasio.

Sea como fuere, es hora de pararnos a hacer balance de lo que ha sido el 2012. A ver por dónde empiezo.

El año lo empecé trabajando, pero la empresa no pagaba. De hecho, la de Enero fue la última nómina que se me abonó (con retraso), aunque seguí trabajando hasta Abril. Mi querido abogado me llamó ayer mismo para decirme que por obra y gracia del FOGASA quizá a finales de Marzo parte de esa deuda que tienen conmigo desde entonces me sea satisfecha. Podemos decir de esta forma que ése es un capítulo cerrado.

Luego vinieron el paro, las colaboraciones remuneradas y las de gratis, el peregrinar de currículums, la desazón.

En Octubre, la sorpresa.

En Noviembre, el traslado a Madrid.

En Diciembre, la promesa de otros tres meses trabajando.

Si esto va in crescendo, me veo en la cima antes de cumplir los 29… Bueno, no.

En cuestiones del corazón -sé que os va el cotilleo, como a todos- el 2012 comenzó con la misma tónica que el 2011. Nada concreto y todo parecido -o lo mismo- que lo que tuve en otras ocasiones. Las mismas alineaciones y alguna rotación para la misma liga. Pocas sorpresas, aunque fuesen agradables.

Un día de éstos daré la campanada con un apuesto cirujano cardiovascular (por ejemplo) de planta imponente, voz grave, nombre extranjero y anchas espaldas. O no. Pero os aseguro que ese tipo de asuntos no me quita el sueño. Lo que sea, ya se verá.

Días que van y vienen

Días que van y vienen

¿Lo demás?

No hubo mucho más.

En 2012 seguí echando de menos lo mismo que en 2011, empezando por ella, que nos dejó un odioso mes de Mayo. Doy gracias porque no ha pasado ni un solo día en el que no la haya recordado. Sigo pensando en ella como si estuviera de viaje. También maldigo y lloro de vez en cuando, pero no la siento lejos y espero que eso siga así mucho tiempo.

Además, echo en falta la radio. Eso no cambia.

En 2013 me gustaría controlar un poco más mi genio y moderar mis reacciones.

Me gustaría conocer gente que me sorprenda. O que personas que ya están en mi vida lo hagan (positivamente, puestos a pedir).

Me gustaría aprender a pedir un abrazo o un beso de vez en cuando, cuando lo necesite. Este propósito es viejo, pero no acabo de cumplirlo. Soy de burbuja ancha y me cuesta bajar la guardia. Cosas de la proxémica.

Me gustaría enamorarme otra vez de mi trabajo. De momento estamos tonteando, pero tiene buena pinta. Y que dure.

Me gustaría poder quedarme en Madrid.

Me gustaría poder volver a menudo a mi tierra.

Me gustaría seguir sonriendo como lo hago ahora mismo.

Me gustaría seguir levantándome tan rápidamente como lo he hecho últimamente.

Me gustaría que una o dos personas se olvidasen totalmente de mí, y yo de ellas.

Me gustaría seguir teniendo este experimento bloguero abierto y bien provisto.

Ya veremos. 

Suerte con vuestros buenos propósitos.

Y ojo con la Nochevieja, que ya se sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s