Que no nos arrastre el viento

Han pasado más días de los que quisiera desde que no actualizo el blog y de verdad espero poder publicar al menos una vez por semana. Por pedir… También quiero retomar cuanto antes el comentario de la actualidad en vez de desgranar mis aventuras y desventuras (que las hay), pero al menos en esta ocasión sí voy a escribir un capítulo más de la pequeña autobiografía que esbozaba en los tres últimos posts.

Llevada por las buenas vibraciones provocadas por haber encontrado un quehacer profesional nuevo en una ciudad diferente, os enlazo un viral esperanzadamente optimista sobre el futuro de este país que ha superado holgadamente las 500.000 visitas en Youtube, titulado Un punto de vista diferente sobre la crisis española. Está locutado en inglés, pero además de tener una animación muy fácil de seguir cuenta con subtítulos en español.

Tampoco es que estos seis minutos y pico te hagan olvidarte de tantas miserias, tanto desahucio (526 cada día, dicen) y tanta crisis, pero a nadie nos viene mal un paréntesis. No es que yo misma sea el ejemplo de que las cosas pueden mejorar, porque quién sabe si estaré en el mismo sitio que ocupo ahora en 30 días. Sea como fuere, este regreso al gremio como periodista de pleno derecho y en ejercicio (aunque estoy todavía adaptándome, no me presionéis), me ha hecho sentirme casi como la gran esperanza blanca de los jóvenes parados de mi generación. Yo he estado sin empleo y sin perspectivas de nada hasta prácticamente anteayer, así que sé qué se siente cuando pasan los días y lo único que te recuerda que eres parte de la población activa es que tienes que sellar la cartilla del paro.

Y os digo, al más puro estilo aragonés, NO REBLÉIS. No os rindáis. Que el desempleo no despierte en vosotros jamás la sospecha de que no valéis -crudelísima condena- o de que estáis condenados a ser Ni-Nis ad perpetuam.

(Por cierto: Me encantaría que hubierais leído las líneas anteriores con una música del estilo a la escena del atardecer en Lo que el viento se llevó. Cuánto camino por delante nos queda respecto a la interactividad, ¿verdad?… Ay).

Tuneo del cartel de 'Lo que el viento se llevó'

Revisión/tuneo del cartel de ‘Lo que el viento se llevó’

Si os estáis preguntando qué tal va mi aggiornamiento en Madrid -tengo que dejar de leer revistas de moda con ínfulas-, os diré que estupendamente. La ciudad y sus gentes me han acogido muy bien; este mediodía mientras paseaba antes de volver al trabajo, me han preguntado por una dirección en dos ocasiones. Quiero interpretar eso como una señal de que me he mimetizado con la fauna madrileña hasta tal punto que parezco una más.

De momento no he podido explorar mucho, pero mi intención es ir conquistando cada vez más zonas del mapa. Por el momento he inspeccionado una parte del barrio en el que estoy compartiendo piso, en la zona de Embajadores, y he dado vueltas por los alrededores de la estación de Atocha; he experimentado un primer contacto con el ambiente nocturno de Lavapiés y Gran Vía y me he recorrido al menos un par de kilómetros por Bravo Murillo, arriba y abajo. Continuará.

Os dejo con una canción que me han descubierto este fin de semana, aunque no ha sido mi primer hallazgo en Madrid. Espero que le sigan muchos buenos momentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s